Seaview

Explosión Musical En La Isla De Wight p.1


Luego de los días que pasamos mis amigos y yo en Londres, una nueva aventura nos esperaba. La siguiente parte del viaje consistía en llegar al festival de la Isla de Wight para ver a Queen + Adam Lambert. Claro que esa era solo la principal excusa para llegar allá.

Siempre es divertido ver lugares nuevos, en especial cuando es un lugar del cual nunca había oído hasta el momento de planificar el viaje. Y por ello me pasé mucho tiempo tratando de imaginar cómo sería este lugar. Tenía ganas de verlo todo y por supuesto, tener la experiencia de asistir a un auténtico festival musical Europeo. Así es que una vez que se confirmó que asistiríamos los 4 días que dura el Festival, me pasé muchos meses soñando como sería.

La Isla de Wight sería también el lugar donde más tiempo nos quedaríamos durante el viaje.

último viaje en “El Tubo”

Nuestra aventura en Londres terminó con nosotros tomando, por última vez, el tren subterráneo hacia la estación del “Terminal 5“, una de las muchas estaciones de metro dentro del aeropuerto de Heathrow. (¿no sería genial tener una estación de metro que llevara directamente al aeropuerto de Santiago en Chile?). Ese mismo día, nos encontraríamos con una pareja de amigos que venían desde Estados Unidos para comenzar su parte del viaje con nosotros.

Luego de encontrarnos con ellos, tomamos una van que nos llevaría a Southampton, una ciudad con uno de los puertos más grandes en Inglaterra. En ese lugar tomaríamos un barco en el que cruzaríamos el Canal de la Mancha (o canal Inglés) para dirigirnos a la Isla de Wight.

puerto de Southampton

Era un bonito día soleado, y estaba gratamente sorprendido por el buen clima que nos había tocado hasta ahora. En Chile todo el mundo me había advertido de lo malo que era el clima en Inglaterra, y la verdad, es que estaba esperando tener unos días con mucho frío y lluvia especialmente cerca del mar en Southampton.

¡la isla de la aventura!

Nos encontramos con que el puerto era gigante, y el conductor de la van (quien vivía en el área) se perdió tratando de encontrar la puerta correcta en donde arrendaríamos un auto para llegar a la isla. Pasamos como 30 minutos dando vueltas, tratando de encontrar el lugar correcto. Fue muy divertido, ya que el lugar de arriendo de autos quedaba básicamente, cruzando la calle desde donde estábamos dando vueltas.

Finalmente, el conductor nos llevó por el camino correcto, y luego de que mis amigos arrendaran el auto, estábamos listos para abordar el ferry.

Luego de un viaje de 40 minutos abordo del ferry, llegamos a una ciudad en la Isla de Wight llamada East Cowes, la cual está ubicada al norte de la isla. Luego de eso ¡ya estábamos dentro! y solo nos restaba descubrirla.

Inglaterra desde el ferry

 

 

la Isla de Wight desde el ferry

Mientras nos dirigíamos a nuestra nueva “base de operaciones” en un área llamada Seaview, miraba por la ventana del auto y comencé a descubrir como todo tenía estos increíbles colores brillantes. Donde sea que mirara, se veía como una foto de postal, incluyendo las casas y las construcciones las cuales tenían un estilo antiguo muy “Inglés”

También descubrimos otro lado muy destacable de la isla: ¡los caminos! Wow… debo decir que nunca había visto caminos tan confusos. Estaba tan feliz de no tener que manejar, porque si hubiera tenido que hacerlo, ¡habría tenido un colapso nervioso! Partiendo con que la mayoría de los caminos con muy delgados, practicamente se siente en todo momento como si uno estuviera a punto de caerse por un acantilado o chocar con algún auto en viniendo en dirección contraria. Y segundo: los signos en las calles indicando las direcciones son extremadamente confusos y la mayoría de las veces nos llevaban a un área completamente distinta del cual queríamos ir. Incluso con el GPS encendido y el app Waze en los celulares, se hacía muy dificil encontrar los lugares correctos. Así que simplemente ¡manejar por estos caminos ya era una aventura!.

Para superar la tensión que manejar en la isla causaba, nos poníamos constantemente a bromear entre nosotros, especialmente con las supuestas “rotondas” dentro de la isla que eran muy raras para nosotros, o apostando cuantas vueltas equivocadas nos daríamos hasta encontrar el camino correcto. Así, los caminos fueron bastante molestos al principio, pero los tratábamos de hacer entretenidos.

Y así finalmente, después de incontables vueltas incorrectas en el camino, llegamos a una bella casa localizada en Seaview llamada “Wight Lodge” (algún día voy a tener que investigar sobre cual es el afán en Inglaterra de ponerles nombre a las casas). Esta era una grande y hermosa casa que mis amigos habían arrendado para quedarnos durante los días del festival y el cual se transformó el lugar que llamamos “hogar” durante los siguientes 5 días.

la vista al mar desde Seaview

 

posando en una playa del Canal de la Mancha
playa del Canal de la Mancha

Más tarde esa misma noche, comenzamos a hacer planes para el primer día de festival, el cual comenzaba el día siguiente. Habían muchas bandas que nunca había escuchado antes, pero igualmente me emocionaba mucho ver como se sentiría estar dentro de un auténtico festival musical Europeo.

HACIA EL FESTIVAL

La mañana siguiente, jueves, nos levantamos y fuimos a un acogedor lugar para tomar desayuno llamado Lily’s Coffee Shop (El Café de Lily), el cual para mi, fue uno de los lugares donde comimos más memorables durante nuestra estadía en la isla. La comida era excelente, la gente muy simpática y tenía este ambiente antiguo pero cómodo. Y además tenía unos signos y cosas bastante divertidas colgadas en las paredes.

desayuno “Di campione” y qui pa?!

 

desayuno con amigos

Luego, fuimos a prepararnos para nuestro ¡primer día de festival!. Algunos de nuestros amigos decidieron no asistir y saltárselo, por lo que fui solo con 2 de ellos. Este para mi era el día de “reconocimiento de terreno”, en donde conoceríamos el lugar, vería donde están ubicados los escenarios y lo más importante: conocer la parte exacta donde Queen + Adam Lambert se presentarían el domingo.

Luego, ¡Nuestra primera aventura fue lograr llegar allá!

¡entrada equivocada! 🙁

Ya hablé acerca de lo difícil que eran los caminos para nosotros. Y llegar al lugar del festival ¡no fue para nada fácil!. El marido de una de mis amigas estaba manejando el auto, y el plan era dejarnos en la puerta del festival. Teníamos que pasar por un parque gigante en una ciudad llamada Newport, localizado ligeramente al norte del centro de la isla. ¡Dios Mío!, ¿ya mencioné que los caminos eran confusos?. El festival, que era un evento grande dentro de la isla, había hecho que muchas calles estuvieran cerradas. Y los signos (algunos hechos especialmente para los días de festival) eran igualmente confusos. ¡Casi terminamos subiéndonos de nuevo al ferry para volver a Southampton!. Anduvimos en círculos mucho rato y producto del festival, el tráfico era terrible.

Creo que pasamos alrededor de 40 minutos arriba del auto tratando de encontrar la entrada. De repente, encontramos a un oficial de policía. Le preguntamos indicaciones, y ¡no supo que decir!. Al parecer incluso la gente local estaba confundida.

Finalmente, seguramente por un milagro de Dios, encontramos el camino correcto y nos bajamos del auto. Nos pusimos nuestras pulseras y ¡ya estábamos listos para el primer día de festival!.

Festival de la Isla de Wight 2016. ¡Allá vamos!

Y ahora para hablar del festival en si mismo…. ¡estén atentos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *